Sábado, 21 Octubre 2017
Articulos
En el Puerto Duarte de Arroyo Barril Samaná ¡NO!
Escrito por Tomás guerrero   
Lunes, 02 de Octubre de 2017 13:59
AddThis Social Bookmark Button

Si el puerto Duarte de Arroyo Barril es el Cenicero, el Vertedero, la Cloaca, la Letrina o el Basurero de PORTUARIA se equivocan Medio a Medio. 
Suspuestame está institución del Gobierno pretende usar este puerto para traer Barcos chatarras a arreglarlo aquí. (Desguesadero).
Si vez al Ministro de PORTUARIA dígale que en Haina y en Baní hay Atilleros onde pueden hacer sin ningún problema todo lo que quieran en materia de reparación y desguece de barcos, en Arroyo Barril, Samaná NO lo queremos.
Por: Tomás Guerrero

 
AddThis Social Bookmark Button

Sin lugar a dudas…

 

pantaleon.viola@hotmail.com

 

…que un nuevo y muy interesante panorama político se presenta en República Dominicana a partir de la firma del pacto entre el reducto del liderazgo del P R D y los peledeista. A muchos nos ha dejado con la boca abierta y a la militancia perredista, que aún tenía  alguna esperanza de que las cosas mejorarían  en el seno de su querido y tradicional partido, los ha dejado sin poder abrir la boca  de la incredulidad y la frustración.


Sin entrar en demasiados detalles, ese pacto aseguraría, como tal sucedió, la postulación por el PLD del presidente Danilo Medina para una posible reelección en el 2016. Contando con el voto de los diputados del bloque perredeísta para introducir en la constitución la reelección por un período,  y un nunca más  que estaría sujeto, decimos, no a que lo diga  la constitución, no a la palabra de honor del incumbente de turno, sino al dicho aquel de si conviene cambiar de caballo cuando  se está en medio del río. Este fue el principal punto en el negocio realizado entre Danilo medina y Miguel Vargas,  o sus representantes, pero hay otras menudencias, como la reelección también en sus respectivos cargos  de los diputados, regidores y alcaldes participantes con su líder, en el pacto con Danilo.


Cuál será la respuesta del pueblo dominicano a este, hasta hace poco,  impensable pacto, pero especialmente, cuál será la respuesta de la militancia del PRD al depositar su voto? Usará el pueblo su voluntad con clara conciencia y libertad, o resultará, como creen los del negocio, que esa voluntad fue parte del activo entregado?


¨No hay mal que por bien no venga¨, porque si antes las fuerzas políticas opositoras  no hallaban elementos con qué iniciar una campaña opositora contundente, este panorama post pacto le brinda en bandeja de diamante motivos de sobra para una aguerrida y bien fundamentada oposición.


Ante este nuevo panorama en que una abrumadora mayoría del  pueblo se siente anonadada, sin poder creer lo que oye y ve, en que el pueblo siente que ha sido confundido con canicas,  que los muchachos  usan para divertirte encerrándolas en círculos hechos en la tierra para luego expulsarlas golpeándolas con un bon, toca  a la oposición acoplarse sin perder un minuto, porque no hay tiempo qué perder , para conformar la estrategia que permita al pueblo sentirse representado para recobrar su dignidad, que el pueblo siente ha sido pisoteada, en este indigno pacto de los botones blancos y violeta. Solo hay que disponer de buenas tijeras, porque hay mucha tela por donde cortar, sin lugar a dudas.

 
AddThis Social Bookmark Button

El clientelismo político de Danilo Medina


Por: Elvys Duarte

El afán de un grupo político para reformar el Art. 124 de nuestra Constitución y permitir la respostulacion presidencial del Licdo. Danilo Medina, con las esperanzas de continuar abusando del poder bajo la implementación de un régimen de impunidad hacia la corrupción, sumergió a nuestra República Dominicana en una crisis de principios y valores donde el clientelismo político no se hizo esperar como herramienta fundamental para la proclamación de la reelección. El eje central de esta reforma constitucional es la intención de un grupo político, liderada por la pasión de un solo hombre, de mantener impune el desastre socio económico ocasionado durante todo este largo tiempo por el cual nos ha gobernado el Partido de la Liberación Dominicana y para ello sus principales dirigentes sincronizaron cada uno de sus movimientos tras el objetivo de cambiar decisiones por dinero.


Sus actos ilegales e ilícitos en la mayoría de los casos fueron realizados desde la clandestinidad y con alta dosis de ocultismo recordando aquel viejo personaje de nuestra historia política, que todos sabíamos que existe e incluso donde merodea y llamamos el “hombre de maletín” y que en a inicios de esta semana altos dirigentes del partido de turno, como César Pina Toribio y Rafael Alburquerque, montaron el show mediático de propiciar su investigación con la única intención de callar el rumor del pueblo.


En los últimos doce años de nuestra historia el clientelismo ha sido la carta a jugar por el Partido de la Liberación Dominicana y el instrumento utilizado por éstos para propiciar el fraude y la corrupción de sus allegados, en algunos casos se eliminan pruebas que permitan su comprobación, en otros se disfrazan de prácticas legales con la intención de intercambiar un beneficio aparente que posteriormente será cobrado con altos intereses o se realiza de una manera tan descarada que supone una conciencia plena de la ilegalidad de la actuación todo esto solo con el interés de adquirir un crecimiento de apoyos y votos.


El Partido de la Liberación Dominicana  y nuestro actual presidente el Licdo. Danilo Medina apuestan al incremento de la pobreza y de la indigencia, tal como lo establece el estudio Panorama Social de América Latina presentado recientemente por la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), y elaboran sus estrategias en torno a la acumulación de indigentes a quienes puedan ofrecerles preventas políticas en cambio de sus votos e incluso han llegado en ocasiones a amenazar a sus subordinados con el despido a cambio de incrementar sus electores para fortalecer el fraude y la corrupción. La malicia del partido de turno llega a la magnitud de debilitar la institucionalidad del Estado y las medidas para contrarrestar la pobreza se limitan únicamente al establecimiento de planes sociales,  obligatorios de por sí pero que son otorgados por el Presidente Danilo Medina con la única intención de crear un vinculo de dependencia entre éste y el Pueblo Dominicano.


Es tiempo de que todos nos empoderemos y entendamos que nuestro voto es el único mecanismo de control que poseemos para velar por nuestro futuro como nación y no un bien de intercambio para propiciar principios y valores quebrantados cuya única finalidad es establecer un régimen de tolerancia a la ilegalidad. Es necesario que en nuestra República Dominicana se establezcan la base de una nueva voluntad política que establezca un sistema para la toma de decisiones gubernamentales basado en las necesidades prioritarias de nuestro pueblo dejando de lado los intereses partidarios.


 

Es propicio que todos los dominicanos nos unamos en contra del continuismo político y exijamos el establecimiento de una nueva relación entre el Estado y la sociedad. Es preciso que nuestro pueblo se concientice y nuestra decisión en las urnas de las elecciones venideras marquen una diferencia entre seguir viviendo en el mismo país inseguro y desorganizado en el que el Presidente Danilo Medina nos ha sumergido donde no existen oportunidades de empleo para nuestro jóvenes y necesitamos un sueldo de lujo para adquirir productos básicos o construir las bases de una nueva nación con oportunidades de desarrollo para todos. Esto solo es posible otorgando en los próximos comicios electorales las riendas de la nación a una persona con formación, aptitud de liderazgo, coherencia en sus principios y capacidad política para unificar a toda la oposición, una persona como el Licdo. Luis Abinader, quien tiene el compromiso de realizar los cambios que necesita nuestra amada Republica Dominicana para poder echar hacia adelante.

 
AddThis Social Bookmark Button

Fello, un gallo de lidia

Por: Nélsido Herasme

 

El doctor Fello Suberví es un líder en la capital y ello quedó demostrado el pasado sábado cuando a su entrada a ritmo de redoblantes fue recibido como todo un candidato ganador, en el marco de la marcha que realizó su partido. No hay nada que buscar en la gallera electoral capitaleña, más bien, el dueño del quiquiriquí haría ganaría si a tiempo lo retira.


Cuando una pelea de gallo es desigual, el dueño de uno de los ejemplares dice “desembótelos que la pelea no va. Fello Suberví, como gallo de lidia, garboso, bien alimentado y con la experiencia de varias peleas ganadas no tiene contrincante.


Traigo esto a colación, a propósito de la obra “Un gallo sin dignidad”, de la autoría del profesional de las letras, Rafael Peralta Romero, quien ha establecido la diferencia existente en una traba, entre dos de la misma especie: uno elegante y bien cuidado y otro enclenque y desplumado.


A mí, que me gusta un poco la política, aprovecho para observar que tal situación actualmente se da en el terreno electoral dominicano. Por un lado, Fello Suberví, que es un gallo de lidia, con un brillo relumbrante, el cual está preparado para enfrentar a su contrincante interno, que visto de cerca luce pálido y mal alimentado.


El ejemplar de la cuadra perremeísta, bien recortadito, con sus plumas lustrosas y su piel rojiza está dispuesto a dar un solo espuelazo a su rival.

 
AddThis Social Bookmark Button

Danilo Medina ha decepcionado el país

Por: Lic. Elvys Duarte

El Art. 60 de nuestra Carta Magna establece la obligación constitucional que recae sobre el Estado Dominicano, y por vía de consecuencia, sobre  el presidente de la República Dominicana de velar por el crecimiento sostenible de la seguridad social y la protección de los derechos que les son inherentes a ésta tales como la salud, el acceso a un trabajo digno, la erradicación de la criminalidad y la imparcialidad de la justicia; sin embargo, aunque recientemente el estudio Panorama Social de América Latina desarrollado por la Comisión Económica Para América Latina y EL Caribe (CEPAL) señala que la pobreza y la indigencia han crecido en nuestro país de manera alarmante, nuestro actual presidente, el Licdo. Danilo Medina Sánchez y sus más cercanos colaboradores se encuentran embarcados en la reforma del Art. 124 de nuestra Constitución para permitir su repostulación a pesar de que el mismo, en el año 2007, señalaba con relación al proyecto reeleccionista del ex presidente Dr. Leonel Fernández Reyna, que: “La reelección no es favorable para la conducción sana del Estado. Porque no hay forma ni manera de que un presidente pueda repostularse que no terminen sus funcionarios abusando de los recursos públicos, no hay forma ni manera de que en una sociedad como República Dominicana, con tanta deuda social acumulada, con tantas promesas incumplidas, un gobierno, un presidente que busque repostularse no tenga que entrar en la expansión del gasto público para poder justificar su candidatura; que se va a hacer haciendo uso y abuso de los recursos del Estado y eso va a dañar la imagen del Partido de la Liberación Dominicana, va a dañar la imagen del Presidente y va a dañar el desempeño económico de la economía nacional”.


 

Este criterio fue reiterado por el Licdo. Danilo Medina Sánchez en múltiples ocasiones, recordemos que en el año  2008 mientras se encontraba sumergido en los aprestos propios de su campaña, nuestro actual presidente hacía alusión al señor Ramón Font Bernard, y señalaba que: “cuando un Presidente decidía buscar la reelección, tenía que estar en capacidad de tragarse un tiburón en descomposición sin eructar, con estas palabras el señor Font Bernard quería decir que cuando un Presidente busca la reelección presidencial tiene que tirar en el zafacón todos los escrúpulos si quiere ganar la reelección, porque la reelección se impone a sangre y fuego, no en el concepto literal de la frase que he dicho, a sangre y fuego quiere decir haciendo uso y abuso de fondos públicos y si el Partido de la Liberación Dominicana cometiera el error de ganar unas elecciones por esa vía, su imagen va a quedar mancillada ¿Por qué va a quedar mancillada la imagen del PLD? Porque tenemos más de 30 años predicando todo lo contrario y si por beneficios coyunturales de momento hacemos todo lo contrario de lo que hemos estado diciendo históricamente, la imagen que tenemos hoy en el electorado nacional se va al zafacón también”

 

En el transcurso de su actual periodo gubernamental nuestro presidente mantuvo firmes sus principios antireeleccionistas, recordemos que en el año 2012 éste le comunicó a la sociedad a través de una entrevista realizada por la periodista Diulka Pérez de Informativos Teleantillas, que: “Ya la reelección está prohibida en la República Dominicana y es muy difícil que ningún presidente pueda conseguir los votos necesarios para modificar la Constitución, pero en el caso concreto mío aunque hubiese existido la posibilidad de reelegirme no lo haría. Yo pienso que la reelección todavía este país no está preparado para recibirla”.


No entendemos como el presidente Danilo Medina, en momentos en que la sociedad Dominicana conforme al estudio desarrollado por la Comisión Económica Para América Latina y EL Caribe (CEPAL) se encuentra catalogada como el tercer país con mayor índice de indulgencia en el área Latinoamericana, ésta ensimismado en reformar el Art. 124 de nuestra Constitución para permitir su reelección, a pesar de que el, desde el año 1994 cuando fue propulsor del Pacto de la Democracia e incluso desde antes, es del parecer de que la reelección presidencial es tirar en el zafacón todos los escrúpulos de su propulsor pues esta solo es posible conforme a su parecer a través de la expansión del gasto público, o es que una cosa es con guitarra y otra es con violín y sus intereses y caprichos personales se encuentra por encima del desempeño económico de nuestro país.


De esta doble moral es que precisamente se trata el proyecto de reforma a la que se pretenden someter nuestra Constitución, su móvil es sobreponer los intereses y caprichos personales del actual presidente y de sus principales aliados en perjuicio del bienestar económico de toda la colectividad, es sobreponer la reformulación del Articulo 124 de nuestra Carta Suprema al cumplimiento de la obligación constitucional que recae sobre el Estado, conforme al Artículo 218 de la misma, de implementar medidas cautelares en momentos de urgencia, como el que estamos viviendo, para procurar un crecimiento equilibrado y sostenible de la economía,  que solo es posible a través del uso racional de los recursos del estado.


Somos del criterio, enarbolado por Marco Tulio Cicerón de que “Los Pueblos que olvidan su historia están condenados a repetirla”,  y al igual que el Licdo. Danilo Medina Sánchez hacía alusión en el año 2008 a la imposición de la reelección del Dr. Leonel Fernández a través la malversación de los fondos y al establecimiento de preventas políticas cuando establecía públicamente que había sido vencido por los recursos del estado, entendemos que en nuestra historia inmediata el Partido de la Liberación Dominicana nos ha demostrado que sus ánimos reeleccionistas siempre van unidos al incremento de la corrupción, a la impunidad gubernamental, a la mediocridad en el ejercicio del poder y al incremento del déficit fiscal.


En estos tiempos de crisis, nuestra República Dominicana, no debería estar siendo sometida a la ambición desmesurada por el poder de un determinado grupo político promovido por nuestro actual presidente Danilo Medina, quien por demás ha demostrado una falta de integridad a sus propios principios, y por vía de consecuencia, ineptitud  para asumir las riendas de nuestro país en un momento tan delicado como el que estamos viviendo.


Los dominicanos nos encontramos en un momento crucial, donde debemos de decidir entre mantenernos en la recesión en la que los caprichos e  intereses del partido de gobierno nos tienen sometidos o en el desarrollo de una economía que genere mejores oportunidades para todos; entendemos que el Licdo. Luis Abinader Corona, no solo constituye la mejor opción  para evitar el continuismo del partido oficialista y garantizar la protección de una tutela efectiva de los intereses de nuestra colectividad por encima de las pasiones de una sola persona sino que además posee las cualidades de integridad, honestidad y capacidad para conducir el destino de nuestra República Dominicana, actitudes que nuestro actual presidente ha demostrado no poseer al haber sobrepuesto sus intereses personales por encima de los de su nación.

 

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 14

Visitantes en linea

Visitantes en Linea: 10057

Siguenos

 

 

Más noticias previous - Más noticias previous
Pentonto
Pedro Franco - Miércoles, 28 Septiembre 2016
AddThis Social Bookmark Button

El Conep y el Gobierno ¡dos engaños juntos! Para engañarnos también con el transporte. Que chóferes más Pentontos . Pá la calle si son guapo

Más noticias previous - Más noticias previous
Politin
Pedro Franco - Miércoles, 28 Septiembre 2016
AddThis Social Bookmark Button

http://elgransantodomingo.org/images/stories/politin3.gif

Dicen que la política es para los sinvergüenzas y eso es mentira el sinvergüenza es el que cree, va y vota su voto.

Más noticias previous - Más noticias previous
Benditamai
Pedro Franco - Miércoles, 28 Septiembre 2016
AddThis Social Bookmark Button

Por los ancianos hasta pocos hijos se interesan